Recent Changes - Search:

Un Libro

por Hervé Tullet

Resumen

Un libro de Hervé Tullet es uno de los libros infantiles más innovadores, inteligentes y sofisticados que se han publicado en los últimos años. Es imposible imaginar un libro más interactivo, y sin embargo no tiene sonidos ni pilas ni truquitos. Puro papel. E imaginación. Mucha.

Empieza con una página en blanco con un punto amarillo en la que se nos invita a presionar el punto y pasar la página. Y aquí empieza la magia. En la siguiente página, hay dos puntos amarillos, y se nos invita a presionar de nuevo y pasar la página. La siguiente página muestra tres puntos. Aquí se nos invita a acariciar suavemente uno de los puntos y pasar la página para descubrir que hemos hecho que se vuelva rojo. En las siguientes páginas se nos invita a dar golpecitos a un punto y pasar la página (para descubrir que nuesotrs golpecitos han generado una torre de puntos), a sacudir el libro y pasar la página (para descubrir que hemos provocado que todos los puntos se deslicen por la página), a presionar fuerte todos los puntos amarillos (para descubrir en la página siguiente que hemos apagado la luz y está todo negro), a soplar fuerte para hacer desaparecer el negro, a dar una palmada para hacer que crezcan los puntos, y que crezcan más y más y más, hasta que finalmente acabamos de nuevo con un fondo blanco y un punto amarillo y se nos invita a empezar de nuevo. Genial. Y un estupendo chiste sobre la interactividad para esta tecnogeneración.

Guía para el debate filosófico

Por Ellen Duthie.

Un libro plantea dos cuestiones interesantes desde un punto de vista filosófico, concretamente la causalidad y la paradoja de la ficción.

La paradoja de la ficción

La paradoja de la ficción se refiere al modo en que los personajes, eventos o situaciones de la ficción nos pueden llegar a afectar (normalmente emocionalmente), a pesar de saber perfectamente que son ficticios y no reales. ¿Cómo podemos explicar que sentimos pena por un personaje de un libro aunque sabemos que en realidad no existe? ¿O que nos da miedo un monstruo en una película a pesar de saber que no existe ningún monstruo así? O, en el caso de Un libro, que sacamos la mano y presionamos, o soplamos o damos palmas, a pesar de saber que realmente no estamos provocando que nada ocurra cuando lo hacemos?

Los filósofos del arte han intentado explicar esta paradoja de distintas formas. Algunos han sugerido que, con la ficción (al menos con la buena) lo que nos pasa es que entramos en un estado especial por el que voluntariamente suspendemos nuestra incredulidad y -al menos momentáneamente- la aceptamos como "real". Otros sugieren que no es del todo correcto decir que los personajes o acontecimientos ficticios nos "mueven". Cuando decimos que sentimos pena por un personaje en un libro, lo que en realidad estamos diciendo es que sentimos pena por personas en la vida real que podrían estar en esa situación o en una situación parecida. Otros sugieren que se trata simplemente de otra forma de fingir o de jugar (es decir, en realidad no nos sentimos tristes ni tenemos miedo, sólo estamos jugando).

Un libro es interesante en este sentido porque, aunque no de forma estrictamente emocional, sí nos mueve de una forma muy clara, a participar e implicarnos en la ilusión de que estamos haciendo que pasen cosas en el libro, aunque sabemos perfectamente que no es así. Y esto no sólo ocurre la primera vez que lo leemos. Ocurre una y otra vez, cada vez que lo vemos.

Causalidad

Un libro juega con la suposición de que nuestras acciones están "causando" cosas; que cuando presionamos sobre un punto, hacemos que se duplique, que cuando soplamos, quitamos el negro, que cuando damos palmas, los puntos crecen, etc. Al hacerlo, plantea preguntas filosóficas milenarias relacionadas con la causalidad.

Las preguntas filosóficas planteadas por Un libro son bastante abstractas y podrían ser más adecuadas para niños de primaria un poco más mayores. Sin embargo, los más pequeños podrán disfrutar pensando en algunas de las preguntas sobre la paradoja de la ficción.

Preguntas para el debate filosófico

Preguntas sobre Un libro para propiciar un debate sobre la paradoja de la ficción

  1. ¿Un libro es distinto de otros libros que has leído? ¿En qué sentido? ¿Qué hace que sea distinto? ¿Qué te gusta del libro?
  2. ¿Quién hace que ocurran las cosas en el libro?
  3. ¿Es como magia el libro de Un libro?
  4. ¿Te dio risa al leerlo? ¿Por qué crees te hacía gracia?
  5. ¿Cómo de fuerte soplaste en la página negra para limpiarla de negro? ¿Qué sensación te dio cuando pasaste la página y viste que casi todo el negro había desaparecido?
  6. Si sabes que no eres tú el que está provocando que ocurran las cosas, ¿por qué sigues? ¿Qué es lo que te hace seguir?
  7. ¿Un libro qué es, un libro o un juego? ¿Por qué?
  8. ¿Los libros en general son todos juegos?

Preguntas para propiciar un debate sobre la causalidad

  1. Cuando presionas el botón amarillo de la primera página de Un libro, se convierte en dos en la segunda página. Presionándolo, ¿causamos que el botón amarillo se convierta en dos?
  2. Cuando presionas un timbre, suena. Presionándolo, ¿causamos que el timbre suene?
  3. ¿Cuál es la diferencia entre los dos casos anteriores? ¿Qué es lo que nos hace decir que en 1b hay una relación causa-efecto entre presionar el timbre y el hecho de que suene, mientras que en 1a no hay una relación causa-efecto entre presionar el punto y que se convierta en dos?
  4. ¿Cómo podemos saber cuando dos cosas están conectadas por causa y efecto? ¿Si presionaras un timbre y enseguida te encontraras mal, pensarías que tu malestar estaba causado por presionar el timbre? ¿Por qué?
  5. La experiencia de ver dos acontecimientos ocurriendo uno tras otro una y otra vez ¿confirma que existe una relación causal entre ellos? ¿Cuántas veces crees que hace falta ver dos acontecimientos uno detrás de otro para concluir que existe una relación causal entre ellos?
  6. ¿Se te ocurren parejas de cosas que siempre van juntas, sin haber ninguna relación causal entre ellas?
This website was developed with the assistance of the Squire Family Foundation.